Universidad Nacional Mayor de San Marcos
 
PortalÍndiceGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Costumbres en los negocios

Ir abajo 
AutorMensaje
William Carrillo
Universitario
avatar

Mensajes : 14
Puntos : 34
Fecha de inscripción : 10/01/2010
Localización : Surco

MensajeTema: Y si vas a hacer negocios con un peruano, que deberias conocer?   Mar Ene 19, 2010 12:59 pm

Sería interesante conocer cómo los extarnjeros consideran a los peruanos y su cultura, que recomedacioens tienen en cuenta a la hora de hacer negocios con nosotros. Si alguien conoce alguna publicacion de algun estudoso al respecto no dude en publicarla.
Volver arriba Ir abajo
Cecilia
Admin
avatar

Mensajes : 13
Puntos : 27
Fecha de inscripción : 08/01/2010
Edad : 30
Localización : Miraflores

MensajeTema: Costumbres en los negocios   Mar Ene 19, 2010 11:33 am


"Cuando se lleven a cabo contactos con personas extranjeras, bien debido a un viaje de negocios, o por cualquier otro motivo, deberían tenerse en cuenta la diferencia de costumbres y modales que existen en esos países.

Como norma importantísima, deberemos respetar la política y la religión que imperen en dicho país, aunque no las compartamos.
Un comportamiento correcto, en las normas generales de cortesía, nos facilitará mucho el camino para llegar a una entente con personas de otros países.
Si dispone de tiempo, será conveniente que se informe sobre las costumbres más diferentes a las suyas. Por ejemplo, en E.E.U.U. las costumbres son menos formales que en Europa, no gustan de estrecharse la mano con la frecuencia con que lo hacemos los europeos.

Si su trato es con personas musulmanas, deberá tener en cuenta que el islamismo rige toda la vida de sus seguidores, incluyendo el mundo de los negocios. Por ello es conveniente que sepa que el viernes es día de descanso y todas las oficinas están cerradas, aunque el Corán no prohíbe trabajar ese día. Puede incluso que llegue usted a conectar una cita de negocios para un viernes.

En cuanto a las comidas, sepa que en el Ramadán (mes de ayuno) los musulmanes no pueden comer, beber o fumar hasta la puesta del sol, por lo que no se le ocurra concertar una comida de negocios para el mediodía. Sepa, por otra parte, que el Ramadán comienza cada año en un día diferente.
Por supuesto deberá recordar que la ley islámica prohíbe comer carne de cerdo y beber alcohol. Cuidado pues, con los obsequios que realice a quien profese esa religión.

Si se relaciona usted con árabes, deberá recordar las normas anteriormente citadas, pues la mayoría de ellos son musulmanes.
Tenga en cuenta que entre los árabes se come solamente con la mano derecha. La mano izquierda no se coloca nunca sobre la mesa ni se utiliza para pasar los alimentos.
Si cruza usted la pierna al sentarse, tenga en cuenta que la suela del zapato, o la plata se su pie, no deben apuntar nunca hacia nadie, es una tremenda descortesía.
Las mujeres árabes deben quedar siempre confinadas al hogar, con lo que a las mujeres de negocios europeas les resultara casi imposible introducirse en el mundo de los negocios árabes.

Si es usted un ejecutivo y quiere evitar problemas, mentalícese de que la mujer árabe no existe para nadie más que para su marido o sus hijos. Por lo que no se le ocurra invitarla a comer o cenar ni tan siquiera en compañía de su marido. Procure no dirigirle la palabra. Ignórela.

Si debe usted tratar con personas educadas en la cultura japonesa, piense que nuestra cultura es muy diferente a la de ellos.
Lo que más llama la atención de los europeos es la lentitud en comenzar cualquier trato. Una vez averiguado el nombre de la personas con la que debe usted tratar, deberá intercambiar las tarjetas personales con ella.

Las tarjetas personales son un tema importante a tratar. En Japón están escritas por las dos caras. Una de ellas en japonés, la otra en inglés. Cuando un japonés recibe este tipo de tarjetas, se toca la frente con ella a la vez que se inclina. Cuanto más ampulosa sea la inclinación, más importancia está concediendo a su interlocutor. Hay que tener en cuenta que en Japón no se estrechan las manos.

Hecho el intercambio de tarjetas, podrá preparar una reunión. Esta primera reunión es una manera de entrar en contacto, de conocerse, por lo que no se hablará de negocios, solamente de aficiones comunes.
La posición social tiene mucho que ver con la edad del japonés. A medida que la edad avanza, el rango social va subiendo también.
No se dirija a un japonés por su nombre de pila. Llámele utilizando usted su apellido seguido de la palabra San (señor).
Si un japonés le dice “sí”, no quiere decir que esté de acuerdo o que afirme lo que usted dice, significa solamente que está enterado. La palabra “no” es demasiado descortés para ellos, por lo que probablemente no la pronuncien nunca. Más bien le darán alguna excusa en vez de la negativa rotunda. Un “lo pensaré” equivale a nuestro “no”.

Si la persona con la que usted pretende negociar, o entablar algún tipo de relación, es inglesa, deberá usted esmerarse en algo muy importante: la puntualidad. Para un inglés, quedar con alguien a las 19 horas no significa que se pueda acudir a las 18.59 o a las 19.05. Hay que ser sharp, casi dando las campanadas en el reloj. Es un punto que puede hacerle perder perfectamente un negocio importante. Según ellos mismos dicen, el que no es puntual no merece entablar negocios con nadie.

En Inglaterra existen pocas reglas de urbanidad escritas, pero hay tantas tradiciones y costumbres establecidas que es difícil conducirse correctamente. Todos deberíamos hacer el propósito de no llamar, allí, la atención, si queremos ser bien aceptados.

Entre algunas otras costumbres, podríamos decir que es preferible callar que esforzarse en continuar un tema de conversación forzado. Se gana más con la modestia que con el afán de destacar. No les interesan las intimidades de los demás, ni que les pregunten sobre las suyas.

En las comidas, la mano izquierda no se coloca sobre la mesa. Se come con ella en el regazo.
Los temas de conversación, fuera de las horas de trabajo, no serán nunca ni la política ni los negocios. Deberemos acostumbrarnos a hablar, pues, sobre el tiempo y los deportes, que son sus temas preferidos en sus ratos de ocio.

Las costumbres sociales de otros países con una civilización similar a la europea no son quizás tan diferentes a las nuestras, por lo que no creo que haya necesidad de mencionarlas explícitamente.

Si quiere organizar algún acto social en el extranjero, pida consejo a las personas del lugar. No obstante hay lugares, como embajadas y consulados, que le facilitarán los datos que precise para que sus relaciones con personas de otro país resulten altamente gratificantes para todos."

Solé, Montse (2006). Internalización del hombre de empresa. En Saber ser. Saber estar (pp.46-49). Barcelona: Planeta
Volver arriba Ir abajo
http://www.adm205.tk
 
Costumbres en los negocios
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Marketing: La vision de hacer crecer una linea de negocios
» LAS COSTUMBRES FUNERARIAS EN EL TIBET.
» USOS Y COSTUMBRES DE LAS TIERRAS BIBLICAS (las tiendas)
» Las costumbres amatorias de los primeros humanos
» reiki para mejorar negocios

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Administración Base2009 :: Ciclo verano :: Sociología-
Cambiar a: